Una de las cosas que han venido para quedarse con esta crisis del Coronavirus es el teletrabajo y el desarrollo del emprendimiento no desde una oficina al uso, sino desde la casa de cada uno o desde entornos de coworking. Esto hace que tengamos que empezar a manejar como el abecedario cada día más tecnología.

Un tipo de relación que todo autónomo o pequeño empresario tiene es con las Administraciones Públicas. Para relacionarse con ellas, sí o sí, hay que tener una cosa llamado certificado electrónico.

Un certificado electrónico es una identificación de persona o empresa con el cual podremos realizar trámites de forma segura a través de Internet.

El certificado electrónico se solicita en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Real Casa de la Moneda (FNMT-RCM), a través de su Sede Electrónica.

Dependiendo del destinatario, habrá varios tipos de certificados:

  • Persona Física
  • Certificado de Representante
  • Administración Pública
  • Certificados de Componente

Nosotros nos centraremos en los certificados de Persona Física y Certificado de Representante.

Certificado Persona Física

A este certificado también se le conoce como Certificado de Ciudadano o Usuario. Es un documento digital que contiene los datos identificativos de la persona. Con él podemos identificarnos en Internet e intercambiar información con otras personas y organismos de forma segura, sólo la persona física y su interlocutor podrán acceder a ella.

Cualquier ciudadano puede obtener el Certificado digital, siempre que esté en posesión del DNI o NIE. Lo podrá solicitar de forma gratuita para firmar y acreditar su identidad de forma segura en Internet.

El Certificado debe solicitarlo en la Sede Electrónica de la FNMT-RCM (https://www.sede.fnmt.gob.es/certificados).

El Certificado digital de Persona Física nos permite realizar trámites de forma segura con las Administraciones Públicas y Entidades Privadas a través de Internet, como, por ejemplo:

  • Presentación y liquidación de impuestos
  • Presentación de recursos y reclamaciones
  • Consulta e inscripción en el padrón municipal
  • Consulta de multas de circulación
  • Consulta de asignación de colegios electorales
  • Firma electrónica de documentos y formularios oficiales.

Gracias al Certificado de Persona Física podrá olvidarse de desplazamientos y esperas innecesarias.

Certificado de Representante

La FNMT-RCM emite tres tipos de certificados de representante:

  • Para Administrador Único o Solidario: este certificado se expide a los administradores únicos o solidarios. Un administrador único es cuando sólo hay un administrador en la entidad, y administrador solidario es aquel que puede tomar decisiones dentro de la entidad sin necesidad de consultar al resto de administradores.

Este certificado se expide a los administradores como representante de las personas jurídicas.

Este certificado lo puede obtener las sociedades anónimas y limitadas, siempre y cuando el administrador único o solidario esté inscrito correctamente en el Registro Mercantil.

  • Para Persona Jurídica: este certificado se expide a las personas físicas como representante de las personas jurídicas.
  • Para Entidad sin Personalidad Jurídica: este certificado se expide a personas físicas como representantes de las entidades in personalidad jurídica en el ámbito tributario.

Estos certificados sirven para:

  • Agilizar y abaratar gestiones con la Administración Pública.
  • Favorecer la eliminación de documentos impresos.
  • Simplificación y automatización de la gestión documental
  • Dar cumplimiento a las obligaciones legales.

Hoy en día es muy importante tener un certificado digital, nos lo van a solicitar para cualquier trámite que queramos realizar con una Administración pública, presentar subvenciones, impuestos, recibir notificaciones, presentar factura electrónica, …

Si ha resultado de tu interés, comparte este artículo en tus redes. Gracias.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin